SE PERFILA EL 2015  

Arrancó la campaña y en el oficialismo hay operaciones de apriete por doquier

julio 29, 2014

Candidaturas supuestas, amenazas de renuncias y acusaciones de falta de contención forman parte de un paisaje que crece dentro del oficialismo. Fernando Espinoza está hoy ante la tarea de reorganizar y aquietar las aguas. En frente no hay nada que asome como competencia.

Por Claudio Kappeler

ckappeler@periodicosic.com.ar

Todavía no hay caravanas ni actos con movilización, tampoco se conocen candidaturas indeclinables. Sin embargo, hay un esmog que ya se metió en las filas del peronismo de La Matanza e intenta comenzar a perfilar el 2015. La sensación actual es que el oficialismo sigue corriendo con ventaja, pero aleja la posibilidad de ganar caminando.

En el 2013, el intendente Fernando Espinoza no se cansó de recalcar que la de ese año era una elección de “medio término”, quería decir con esto que una derrota no le arrebataba el Gobierno y como máxima podía ceder poder en el legislativo. Los resultados le fueron favorables y eso obligó a mantener todos los patitos en línea, se habían acabado los rebeldes y los supuestos enojos pasaron a ser apenas problemas de convivencia.

Desde hace ya varios meses, la moneda volvió a caer del lado de la especulación y se reinició el operativo apriete. ¿De qué se trata?: Los denominados dirigentes históricos del peronismo matancero comenzaron a amenazar con irse del Gobierno, promover candidaturas que no son las que manda el Intendente, y se volvieron comunes las reuniones con referentes de Sergio Massa en el Distrito. Todos, casi sin excepción, dicen hacia afuera que están alineados como nunca al oficialismo local, mientras que para adentro entuertan la cosa.

El Frente de Unidad Peronista (FUP) es un ejemplo acabado de esta especie que nunca se extingue en el Distrito. Desde el interior de ese espacio es que se teje un doble discurso cuya superficie muestra apoyo a todo lo decidido por Fernando Espinoza, pero sólo basta rascar un poco para encontrar la verdad de ese armado.

Como muestra vale recordar que semanas atrás se intentó un cuasi ridículo lanzamiento de la candidatura a intendente del veterano concejal Ricardo Rolleri.

Otro que sigue tirando de la cuerda es el virreypinense Pedro Ramírez, concejal alineado por completo a la figura de Daniel Scioli. Su última tarea de desgaste fue aparecer en algunos medios como víctima de una persecución del oficialismo porque le habían clausurado el local nocturno que alguna vez intentó presentar como centro cultural. Ramírez tiene además una excelente relación con el massismo y hasta colabora con el armado de ese sector en La Matanza. Su pleno está con Scioli, pero va tirando líneas por las dudas.

recuadro las fallasManuel Fresco es otra de las figuras que utiliza el doble discurso como arma política. Mientras dialoga amistosamente con referentes de Sergio Massa, asume cargos en el gobierno local para luego amenazar con renunciar una y otra vez.

El último capítulo de la novela Fresco fue días atrás cuando en el local del Consejo del PJ, en San Justo, desplegó un acting digno de un actor de trayectoria. Disparó con munición pesada contra la gestión política y de Gobierno en La Matanza, empero se cuidó de defender la figura de Fernando Espinoza.

A todos estos aprietes se le suman las movidas internas que desde otras filas se arman de cara a 2015 y con supuestos ánimos de pulsear poder en serio. La diputada provincial Liliana Pintos, por ejemplo, es vista como una de las armadoras del grupo que promociona la posible candidatura de la esposa de Alberto Balestrini, la concejal María del Carmen Cardo. Claro que la actual edil no tiene experiencia político-partidaria suficiente para un cargo de semejante peso y eso le impide contar con el apoyo del nucleo grande del peronismo local.

Otro que asomó fue Carlos “Ruso” Gdansky, hombre fuerte de la Unión Obrera Metalúrgica que supo conducir la CGT hasta hace algunos meses. Su candidatura parece cierta, aunque con cierto reparo.

Pasando en limpio, el panorama parece modificarse de acuerdo a qué decisión pueda tomar Fernando Espinoza con respecto a su propio futuro. Si el Intendente decide ir a jugar por un lugar mayor y ser él mismo quien define su reemplazo, entonces las PASO podrían encontrar a más de un candidato jugando por el lado del oficialismo, pero si Espinoza se queda en La Matanza, entonces no hay competidor que se anime a asomar la cabeza.

Ante todo este zafarrancho preelectoral, el jefe del PJ bonaerense quiso dar muestra de poder y recuperar la memoria de algunos. En el acto del 9 de junio último, que se hizo en Virrey del Pino, se sabía que Fernando Espinoza no estaría porque tenía otros compromisos que cumplir. Gran parte del Gabinete aguardó en el palco y más de una mandíbula cayó cuando la voz de la locutora oficial anunció que en reemplazo del intendente hablaría la diputada nacional Verónica Magario, la elegida por Espinoza para reemplazarlo.

recuadro ledesma

Tags: , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.