GONZÁLEZ CATÁN

Padres exigirán al Obispado de Laferrere la renuncia del cura que se sacó fotos inapropiadas y la subió a la web

febrero 4, 2012


Los padres de un colegio de la localidad bonaerense de Isidro Casanova marcharán mañana al Obispado de Gregorio de Laferrere para pedir la renuncia de un cura, que se desempeña como director de ese establecimiento educativo, luego de que se sacara fotos en una situación confusa y fueran subidas a un perfil de facebook.

La escuela en cuestión, que se ubica entre las calles Luján y Edison del Barrio San Carlos, y que tiene nivel inicial (jardín de infantes), primario y secundario.

Según se informó los padres se encontrarán en la puerta de ese establecimiento y marcharán este domingo a las 10:00 para exigir la renuncia de este sacerdote, al tiempo que se radicó una denuncia por este hecho en la comisaría de San Carlos, revelaron fuentes policiales.

Cuando los padres fueron a entrevistarse con este cura les dijo que eran «fotos sacadas en una pileta», aunque a los mayores no les convenció su testimonio, porque aseguraron que de fondo «se ve una sacristía».

«Algunos fuimos al Obispado de Laferrere -a donde pertenece el establecimiento educativo- y como no nos atendieron, un grupo de papás fue al Obispado de San Justo, donde les dijeron que necesitábamos el 75 por ciento de firmas de los padres para echarlo», precisó una madre.

Como no tuvieron eco con el pedido, este domingo marcharán nuevamente a esa sede eclesiástica de Laferrere para lo cual saldrán desde la iglesia que está situada al lado de la escuela.

«No queremos cambiar a los chicos de colegio, no es justo. Pero si no lo sacan a este cura lo vamos a tener que hacer, porque los chicos vieron las fotos y ya le tienen miedo», señaló.

La mujer calificó la situación como «desagradable» y se mostró «consternada, como todos» por la falta de respuestas de ambos obispados.

«El viernes nos reunimos alrededor de 200 personas en el colegio para ver qué decisión tomábamos, mientras el cura estaba escondido en la sacristía», sostuvo la mujer, quien agregó que recibieron amenazas por seguir adelante con esta denuncia.

«Nos dijeron que si seguíamos con esto éramos boleta», añadió la mamá de uno de los chicos que asiste a esta escuela.

«Como puede ser que a los padres nos llamen cuando una hija lleva la pollera un poco más corta de lo debido o se pintaron de más, o cuando un hijo tiene el pelo un poco largo, y ahora, con estas fotos desagradables no dicen nada y encima no le quieren aceptar la renuncia al párroco Donadío», precisó Marcela.

Además, indicó que mientras estaban reunidos se acercó una persona en un ciclomotor y les dijo que si firmaban el acta para pedir la renuncia del párroco «se iban a comer un juicio», lo que provocó el enojo de los adultos.

En ese sentido, de no ser por la rápida intervención policial iban a «linchar» a esa persona, de quien se desconoce su identidad.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.