RECIBIÓ EL ALTA MEDICA

Etchecopar abandonó el hospital y pidió que recen por su hijo

marzo 21, 2012

El conductor radial Angel «Baby» Etchecopar fue dado de alta del Hospital Central de San Isidro y pidió a todos que recen por su hijo, quien se encuentra en terapia intensiva desde hace nueve días, tras ser baleado por delincuentes durante un asalto a su casa de San Isidro.

En la puerta del hospital y sentado en silla de ruedas tras su reciente operación en la pierna izquierda, lesionada por un balazo durante el asalto, «Baby» agradeció entre lágrimas a los médicos «que en este momento están salvándole la vida a Federico».

«Ustedes saben la tragedia que hemos vivido mi familia y yo. No tengo más que palabras de agradecimiento, en primer lugar para la gente que en este momento está salvándole la vida a mi hijo de nuevo, en otra operación», expresó el conductor visiblemente acongojado.

Luego, agradeció al personal del hospital, al que calificó de «maravilloso», al intendente de San Isidro, a la directora del centro asistencial, a los enfermeros, a las Damas Rosadas y a las personas que se acercaron o llamaron a la radio para interesarse sobre su estado de salud y darle apoyo.

«Nosotros, los que trabajamos en los medios, vivimos dando noticias de esta desgracia de la inseguridad, siempre pensamos que le pasa a otros, pero nunca pensamos que nos puede pasar a nosotros, y cuando te pasa a vos no tenés idea…», expresó.

Finalmente, el conductor radial agradeció a los colegas de todos los medios de comunicación por el respeto con el que difundieron el suceso.

A antes de romper en llanto y concluir sus declaraciones a la prensa, «Baby» expresó: «Lo único que quiero decir, y no voy a hablar más, es que le pidan a todos los que escuchen que recen por Federico».
«Baby» y su hijo de 24 años resultaron heridos a balazos la noche del 12 de marzo último al enfrentarse a tiros con tres delincuentes que entraron a robar a su casa de San Isidro.

Los asaltantes habían primero tomado como rehén al hijo del conductor y a su novia en la vía pública y luego se dirigieron con ellos a la casa de la familia del joven, donde redujeron a «Baby», a su esposa y a su hija embarazada.

En medio del asalto, y ante la violenta actitud de los delincuentes, «Baby» logró apoderarse de armas que guardaba en su habitación y se enfrentó a tiros con ellos.

En el tiroteo, un delincuente murió y otro escapó herido junto a un cómplice -aunque horas después fue detenido-, mientras que «Baby» y su hijo Federico sufrieron lesiones de bala y fueron hospitalizados, el joven de gravedad.

Tras ser asistido y operado de una fractura múltiple en una de sus piernas, el conductor fue dado de alta esta mañana, mientras que su hijo sigue en terapia intensiva a raíz de una contusión pulmonar provocada por un impacto de bala.

Según el parte médico difundido ayer, Federico presenta buena evolución y le quitaron el respirador artificial, aunque sigue siendo un paciente de riesgo.

En tanto, en el marco de la investigación del hecho, la policía bonaerense detuvo anoche a un joven de 27 años sindicado prófugo del asalto a la casa de Etchecopar.

El sospechoso fue localizado en un procedimiento realizado en la Villa Melo, del partido Vicente López e identificado como Horacio Barreto.

De esta manera ya no hay prófugos en la causa, ya que uno de los autores, Alejando Ezequiel Morilla (24), murió durante el asalto, y otro, un adolescente de 17 años, fue detenido herido en el hospital Thompson de San Martín a poco del hecho.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.