CIUDAD EVITA

Comenzó el juicio por la muerte de Claudia Molina

agosto 12, 2013

Los imputados por el crimen son los padres de una amiga de la adolescente, que la mataron en la puerta de su departamento de Ciudad Evita.  La hermana de la víctima manifestó tener “pocas esperanzas” y denunció que la familia de uno de los acusados “mete presión” para que los testigos no declaren.

En la jornada de hoy, se inició el juicio por la muerte de Marcela Molina, que fue asesinada por los padres de una amiga con quién había discutido en varias oportunidades. El hecho ocurrió el 22 de noviembre de 2011, en la puerta del departamento que la víctima compartía con su familia en el complejo Villegas de Ciudad Evita.

Los acusados de matar a Claudia Molina son Cinthia Aguirre y  Gustavo González. La mujer fue la encargada de apuñalar a la adolescente hasta dejarla tendida en el suelo inconciente, mientras que el hombre amenazaba con un arma de fuego a un hermano de la menor para que no interviniera. Ambos están imputados bajo por el delito de “homicidio agravado con alevosía”.

El juicio de llevará a cabo en el Juzgado Nº1 de San Justo. Imputados estuvieron prófugos durante varios meses y fueron capturados en la provincia de Corrientes. Actualmente, Aguirre está detenida en el Penal 33 de Los Hornos en la Ciudad de La Plata y González en la cárcel de Olmos. El fiscal de la causa es Carlos Lupino

Marcela Molina, hermana de Claudia, manifestó tener “pocas esperanzas” y contó que en a causa se presentaron varios problemas. “La idea del fiscal es llegar a un juicio abreviado en el que le den de 8 o 12 años”, explicó la mujer.

Además, agregó que  el temor de los abogados querellantes, radica en la posibilidad  de que los testigos no declaren en el juicio.  “El hermano de Gustavo González, se fue a vivir cerca del barrio donde pasó todo, y de esa manera meten presión”, denunció Molina.

Cabe recordar que González tiene amplios antecedentes penales y que apenas sucedió el crimen miembros de su familia habían amenazado a posibles testigos, mientras él se encontraba prófugo de la justicia junto a su mujer.

 

Una muerte absurda

 

Claudia Molina había comenzado a tener problemas con una amiga, con quien mantuvo varias discusiones días antes de ser asesinada. Los padres de la menor, decidieron llevar a su hija de 14 años al departamento en el que se encontraba la víctima, de 15, para que “resolvieran” sus problemas a “las piñas”.

Pero según relató Marcela Molina, “una vez Claudia comenzó a ganar la pelea, se metió la madre (por Cinthia Aguirre) y empezó a acuchillarla, mientras él (González) amenazaba a mi hermano para que no se meta”.

Toda la secuencia transcurrió en un lapso de 20 minutos, durante los cuales, ningún vecino llamó a la policía, según Marcela “por miedo”. Y es ese mismo miedo, el que pone en duda la presencia de los testigos durante el proceso judicial. “Incluso, podrían ser absueltos”, dijo Molina.

 

Nota relacionada:

Una muerte absurda en un barrio donde rige la “Ley del más fuerte”

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.