OPINIÓN

Dejen de ayudar a Epinoza

mayo 18, 2016

13116170_1014826785270272_2416123040193534685_o

En 2015 -o tal vez antes- el por entonces intendente de La Matanza Fernando Espinoza lanzó su campaña como precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires. Los rumores sobre esa posibilidad eran muchos. Se decía que apostaba alto para poder negociar bien, que el kirchnerismo no le daría esa posibilidad, y también se especulaba con el poder que le daba su propio territorio. 

Por Claudio Kappeler

Fue una campaña furiosa que como fruto lo dejó precandidato a vicegobernador en una fórmula junto a Julián Domínguez, esa que perdería las PASO contra la dupla Aníbal FernándezMartín Sabbatella.

Ya en ese entonces, el jefe comunal contaba con el trabajo realizado por una agencia que se encargaba de su imagen y su discurso, de la campaña en general. Fernando Espinoza se paseó por todos los medios de comunicación, desde Intratables hasta ShowMatch pasando por todo lugar en que hubiera una cámara de TV encendida.

Los resultados no fueron buenos y para eso no hace falta ser un excelso analista político. Sin embargo, el ahora máximo asesor de la intendenta Verónica Magario continuó utilizando los servicios de la misma agencia.

A Espinoza se lo sigue viendo en programas de televisión siempre los mismos y su participación mediática mantiene un training que lo muestra como potencial candidato en un futuro inmediato. Empero hay que decir en este contexto que ninguno de los que forman parte de su círculo asesor anda haciendo los deberes. El exintendente parece un jugador de fútbol a la hora de declarar: Dice siempre lo mismo y repitiendo palabras. A esto hay que sumarle que lo hace en tono pausado y somnoliento.

El exintendente debería saber a esta altura que su carta mayor es La Matanza, pero a esa fuerza también hay que ayudarla. Por lo pronto a él no le están dando ninguna mano y el trabajo que viene realizando la agencia que contrató es algo así como un voto no positivo.

Ampliando la campaña

A la intendenta Verónica Magario también se la puede ver por varios canales de televisión. Antes escondida detrás de la figura de Fernando Espinoza, hoy un tanto más suelta e independizada. Su última aparición en C5N, con Gustavo Silvestre, la mostró con un discurso más amplio y salida de ese cassette que la sumergía en la crisis del año 2001, lugar en que suele caer casi siempre el exintendente.

A pesar de los análisis que endilgan a Espinoza, la tarea de no dejarla ser, se observa que la idea del equipo político matancero es abrirle camino a Verónica Magario. Su imagen puede ayudar a sembrar otra vez el terreno que quedó trunco con la enfermedad de Alberto Balestrini. Es cuestión de refinar el discurso y visibilizarla más. En este punto hay que decir que la intendenta carece de una masiva propaganda en su propio distrito, punto flojo que no se mostraron interesados en modificar ni durante ni después de la campaña de 2015. Desde el otro bando, el que sí afianzó esa tarea fue Miguel Saredi desde el PRO y los resultados estuvieron a la vista: viniendo de otro distrito y sin estructura política les arrebató 200 mil votos.

Si Espinoza quiere demostrar que está para otra cosa, para algo más, entonces la política comunicacional del Municipio debe cambiar en todos los sentidos y su figura será arrastrada por el propio impulso que la del Gobierno de Magario. La Matanza es cosa seria a la hora de contar los votos, eso pesa en cualquier lado, pero hay que saberlo utilizar.

Barrera como

jugador destacado

El senador provincial Daniel Barrera estuvo hace poco tiempo en un canal de noticias ampliando el abanico de dirigentes del oficialismo matancero que recorren medios de comunicación. Alguna vez este periodista lo comparó con Aníbal Fernández por ser un hábil declarante. Tiempos aquellos en los que Barrera tenía a cargo la Subsecretaría de Gobierno de La Matanza. Los años pasaron, pero el legislador sigue conservando esa habilidad. Es una buena carta para jugar desde el Gobierno local.

Piris se tiene que ir

 

Todo hace a la publicidad y propaganda. La investigación y posterior detenciones por la realización de registros de conducir y DNI truchos también. La noticia pegó fuerte en medios nacionales y se supo que la banda dedicada a tal tarea contaba con apoyo de empleados municipales. En 2013, el Periódico S!C denunció una maniobra por la cual era más sencillo hacer el registro de conducir pagando una coima. Tres años después la cosa salpica a más de uno en el Distrito. Desde la primera línea de Gobierno la acción debe ser clara: Leticia Piris a cargo de la Dirección de Tránsito no puede formar parte del Gobierno Comunal. Al cierre de esta edición todavía se especulaba con su continuidad en el cargo.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.