GREGORIO DE LAFERRERE

La historia del merendero que nació desde el “Alma”

mayo 29, 2013

El merendero Ciclamor funciona en la zona sur de Gregorio de Laferrere, en la calle Ciclamor 1858. Por ahora, funciona los días sábados en la casa de una
vecina, y además se realizan otras actividades como el “Ropero comunitario”. Tanto la merienda como el ropero tienen lugar los sábados de 15.30 a 17.30.

Por Maricel Pisa
mpisa@periodicosic.com.ar

El grupo solidario “Alma” comenzó con actividades comunitarias hace un año aproximadamente, este espacio está compuesto por Andrea Pampin, su hermana Yésica, otros integrantes de la familia, y amigos. Ya había colaborado con merenderos y vecinos de otras zonas, pero luego del último temporal retomaron las actividades, ya que por temas personales debieron suspenderlas.

Es así que Andrea, quien vive en Laferrere, comenzó a recorrer las escuelas en las que recibían a los evacuados tras el temporal del 2 de abril de este año, junto con integrantes del grupo “Alma”. En esa oportunidad tenían una gran cantidad de ropa para distribuir entre quienes la necesitaban, pero como no podían entregarlas en mano, decidieron dejar un teléfono de contacto a los vecinos.

Días más tarde, se comunicaron con Andrea dos vecinas de Laferrere. Luego estimaron una fecha para que Andrea pueda visitarlas, y también comenzar a presentarse ante otras familias, que fueron alrededor de 25. De esta manera, decidieron que los días jueves por la tarde iban a realizar el “Ropero comunitario” en la vivienda de una de las vecinas. La idea era poder distribuir todo lo que tenían dependiendo de las necesidades e integrantes de cada familia.

Andrea Pampin dialogó con el Periódico S!C, y recordó cómo fueron los pasos en la conformación del grupo: “El grupo lo comenzamos hace un año más o menos, y para poder empezar a difundirlo decidimos ponerle un nombre, así abrimos una página en el Facebook, lo hacíamos con nuestra familia, amigos, nosotros también ayudamos a otros merenderos, después disminuyó un poco la actividad por temas personales, y con la última inundación, dijimos con mi hermana que queríamos hacer algo en Laferrere”.

Al tiempo que detalló cuál era la idea que ella tenía con su hermana: “El proyecto que teníamos con mi hermana era con los inundados, evacuados, ellos reciben ayuda, pero cuando vuelven a sus casas quedan abandonados, entonces dijimos: ‘juntemos cosas’, fuimos a las escuelas donde se evacuaron, dejamos nuestros teléfonos, me llamaron dos señoras que justo vivían en la misma cuadra, nosotras ya habíamos juntado ropa, y ya la habíamos clasificado”.

Luego de que Andrea comenzara a conocer a las familias del barrio Luján, dieron cuenta de que antes había un merendero en la zona, pero que ya no funcionaba más. Entonces se les ocurrió que podían crear uno, así es como nace la idea del merendero Ciclamor, que posee el mismo nombre de la calle en donde funciona.

“Hacía un tiempo ellos tenían un merendero pero se cerró, entonces desde el grupo le proponemos crear uno, los vecinos mostraron ganas, y hace un mes que estamos con el merendero en la casa de una vecina del barrio, es el Barrio Luján, zona sur de Laferrere, el merendero está en una cortada, que nace en Saraza y son cinco cuadras que terminan en el brazo del río”, detalló Andrea.

El merendero tiene lugar los días sábados de 15.30 a 17.30, y la cantidad de chicos que asiste es de entre 35 y 40, quienes tienen desde siete meses a diez años. “Cuando nos juntamos el primer sábado, había llovido unos días antes, entonces algunos pensaron que se había suspendido, y los fuimos a buscar, vinieron 29 chicos, hay muchos chicos chiquitos, y la merienda también se la damos a las mamás”, agregó Andrea.

“La mayoría de las personas que se acercan son de esa cortada, y de la paralela al brazo del río, nos ayuda mucho el boca en boca, pero primero para que nos conozcan iba yo casa por casa”, dijo Andrea.

Jornada solidaria en Settem

A partir de la difusión que el grupo dio en la red social Facebook, pudieron contactarse con Diego Settembrino, que tiene un gimnasio ubicado en San Justo, sobre la calle José Mármol 1808, y en varias ocasiones realizó clases de gimnasia y de baile a beneficio de distintas instituciones. El sábado 18 de este mes, todos los alimentos y elementos juntados fueron donados al merendero Ciclamor.

“Nos contactamos con Diego, y se ofreció a hacer una jornada solidaria en el gimnasio, y dijo que como entrada pedía, alimentos no perecederos, harina, azúcar, leche en polvo, chocolate, agua, pañales”, explicó Andrea, y añadió: “Fue todo muy lindo, nosotras fuimos con cinco mamás en representación, y fueron un montón de mamás que yo conocía, que eran madres de los compañeros de mis hijos, que no se imaginaban que la actividad solidaria era para algo que organizábamos nosotros, estamos muy agradecidos”.

“Lo primero que recibimos de afuera fue el evento que realizó Diego Settembrino en su gimnasio, nosotras siempre preparamos los termos con chocolatada, bizcochuelos, salía todo del grupo”, agregó. Además, “el sábado anterior le armamos una carpeta con manitos pintadas para Diego en agradecimiento”.

Cómo se organizan

Cuando llegan los sábados, y Andrea junto a otros integrantes de “Alma” se acercan al merendero, las mamás también ayudan para el armado de las mesas, a ordenar y limpiar, para después poder realizar distintas actividades como dibujo para los más pequeños.
“Las mamás se re engancharon, son re agradecidas, ahora tenemos 28 familias que se juntan los jueves, en el Ropero comunitario, ahí van viendo cuales son las cosas que necesitan, y los sábados hacemos la actividad de merendero”, contó Andrea.

También “queremos limpiar la parte de delante de la casa de la vecina, par que los chicos puedan jugar al fútbol, pero lo importante es que la gente se suma y ayuda, está muy bueno”, recalcó Andrea.

Con el tema de los alimentos y la ropa, también conlleva una organización. Andrea formó dos equipos de alrededor de cinco mamás, que se reúnen en la casa de ella para proceder al armado de bolsas-viandas para que los días sábados, los chicos puedan llevarla para compartir en familia luego del merendero.

2 Responses to “La historia del merendero que nació desde el “Alma””

  1. brenda dice:

    hola mi nombre es brenda me gustaria mucho conocer este lugar y poder ayudar en lo que necesiten y hablar con la responsable de este merendero y proponerle una idea que creo que puede ayudar mucho a todos los chicos del merendero «alma» te dejo mi mail y mi numero que es 1166890926

  2. Andrea Betaquini dice:

    Conozco a Andrea de la escuela de nuestros hijos, y doy fé de ello, además ver que lo hace con tanta pasión y tanto amor, da ganas de ayudarla desde el lugar en que se pueda. Todo se hace a pulmón y es muy gratificante.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.