Un lugar donde refugiarse

junio 13, 2013


Por Gastón Romero

Katie atraviesa un mal momento del cual escapa muy lejos: a la pequeña ciudad costera de Southport, Carolina del Norte, en busca de una nueva y tranquila vida. Quiere dejar atrás su pasado, protegerse y aprende a confiar en esta nueva vida. De esta manera se animarà a comenzar un romance con Alex, un joven viudo con 2 niños, que con su personalidad logrará enamorarla de a poco, pero como es sabido, todo lo rosa se torna oscuro cuando el pasado comience a acecharla. Lo primero a saber de esta tìpica historia, es que está basada en una novela del famosísimo Nicholas Sparks, que viene currando hace tiempo y cuyas historias de amor, en general giran en torno a un pueblito hermoso, a un secreto, a alguna muerte y a una historia de amor tan fuerte como inverosímil. En esta historia, a pesar de una trama cascoteada y alguna incoherencia narrativa, el director Lasse Halmstrom (¿Quién ama a Gilber Grape?), que ya había adaptado otra novela de Sparks ,“Querido John”, se la ingenia para entretener sin desparramar información innecesaria y narrar con sentimiento apoyado en una fotografía destacable y un dùo protagonico que se agradece. La bomba blonda Julianne Hough (“La era de rock) posee un rostro fresco, entre adolescente y maduro que renueva la pantalla y el escultural Josh Duhamel (“Trasnformers 1,2,3”) aporta a su personaje, la solemnidad y dulzura necesaria sin caer en exageraciones o carencias. Destaca la morocha Cobie Smulders (“Los Vengadores”), que hace querible a su entrañable personaje.
En lo que a cine respecta, no suelen tener las novelas del escritor Nicholas Sparks, adaptaciones imponentes , pero dependiendo del director de turno, a veces la mediocridad de las mismas (esto no es impedimento para Best Sellers) cobran diferentes resultados: En 1999 el director Luis Mandoki (“Cuando un hombre ama a una mujer) adaptò a la pantalla “ Mensaje en una botella “ donde intentò captar la atención de los más adultos aunque el resultado fílmico fuè paupérrimo. Para el 2002 se llevo al cine “Un paseo para recordar”, un drama para adolescentes dirigido por Adam Shankman (“Hairspray”) donde comenzó a perfilarse su público ideal, que en el 2004 consagrara a la siguiente adaptación cinematográfica, “Diario de una Pasión”, hermosa historia, mejor película, donde se nota la mano de un buen realizador como Nick Cassavettes (“Cuando vuelve el amor”). En el 2008 George C. Wolfe , un director de tv, llevò al cine “Noches de tormenta” , con protagónicos de Diane Lane y Richar Gere , pero ni ellos salvaron al film dramático del golpe bajo esperado o del fracaso . En el 2010 se llevaron al cine 2 de sus novelas, “Querido John” y “La última canción”, la primera a pesar de los intentos de un buen director como lo es Lasse Halmstrom, hacia agua dentro de una historia de amor nula; la segunda, tuvo la poca suerte de una directora primeriza (y olvidable) en cine, Julie Anne Robinson. El año pasado, Scott Hicks (“Mientras nieve sobre los cedros”) adaptò “Cuando te encuentre” que si bien contaba con una fotografía bella, seguía la mediocridad argumental de las últimas mencionadas con adolescentes candentes. Habrà que ver que suerte seguirá corriendo en el cine, aunque con los millones que este señor ya ha hecho, no debe importarle demasiado ya que como en este film, . “ Safe Haven”. Con Julianne Hough, Josh Duhamel, Cobie Smulders. Dirige Lasse Hallström. 115 Minutos. Apta mayores de 13 años.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.