ANÁLISIS

La oposición en su propio espejo

marzo 6, 2012

Por Claudio Kappeler

ckappeler@periodicosic.com.ar

El post eleccionario encontró dos etapas bien diferenciadas en el mapa político de La Matanza. Primero fue la euforia oficialista que, a modo de dominó, derivó en una oposición desnuda; luego el foco se centró otra vez en las debilidades kirchneristas, como una vuelta atrás, que sólo encontró a una oposición crítica, mera espectadora de una realidad que, además de atravesarla, la tiene como protagonista responsable.

La derrota sufrida en octubre del año último permitió primero develar las miserias de la dirigencia política distrital que, sin tapujos, sacó a ventilar públicamente sus intereses personales.

El caso más resonante fue tal vez el del radicalismo. Es que la UCR de La Matanza pifió su estrategia apenas iniciada la campaña hacia las Primarias, cuando el Partido se presentó con dos listas, con la alianza con Francisco De Narváez como extravagancia de lujo.

Fueron Jacinto Aluy, el máximo responsable distrital del radicalismo, y Manuel Atencio como único referente legislativo del sector, quienes se cruzaron en un diálogo radial sin desperdicios en el que las acusaciones hasta tocaron los bolsillos del edil cuando el veterano “Turco” lo acusó de no hacer, desde hacía dos años, los aportes partidarios.

A estos se sumaron dirigentes de menor talla como Enzo Gioia, que inició una errática estrategia de despegue sin hacerse cargo de su responsabilidad expuesta cuando aceptó ser el primer candidato a concejal de la lista que encabezaba Atencio; o el joven Gustavo Barresi, apenas un intento de new leader con guantes viejos.

Por el lado del peronismo disidente, ese espacio que duerme en la cama del oficialismo pero ante los ojos abiertos de todos dice estar enfrentado, las cosas no fueron demasiado diferentes.

Uno de sus máximos exponentes es el concejal Fernando Asencio, que traicionó a su compañero de banca Adrián Verdini quedándose con la candidatura a intendente por el sector de De Narváez, para luego inventar un culebrón interno con su jefe Juan Carlos Piriz, una mentira que sólo pretendió no mancar cualquier negociación posible.

Hoy el concejal Asencio se presenta como el exponente del PRO de Mauricio Macri en La Matanza, aunque 2013 queda tan lejos que sus camaleónicas decisiones puedan virar el rumbo.

Por el lado del Frente Amplio Progresista (FAP) puede decirse que las aguas estuvieron calmas luego del acto eleccionario. No hubo cruces internos entre la concejal Sandra Oviedo (Libres del Sur) y Gustavo Ferragut (GEN); sólo un chisporroteo entre la edil y el radical Atencio que terminó por sepultar los intentos de hacer un trinomio legislativo.

De todas maneras, ese espacio entraría en contradicción desde abril próximo cuando tanto Oviedo como Ferragut se presenten con bloques unitarios, cuando se supone que ambos caminan el mismo sendero político.

Efecto rebote

El proceso de duelo por la derrota sufrida duró poco, fue hasta encontrar en el oficialismo las debilidades que abrieron un marco que facilitó las críticas. Y para esto todos fueron iguales.

La oposición de La Matanza pareció tener un Deja Vu que la llevó a la primera mitad del 2011, cuando dirigentes de cualquier calibre salían a opinar como espectadores sin hacerse cargo de la parte que les tocaba.

Las falencias del Gobierno Municipal de Fernando Espinoza están a la vista y podrían ser explotadas por cualquier espacio político con apenas dos dedos de proyección. Claro que para eso debería haber un proyecto alternativo de gestión y no un raquítico modelo de oposición tribunera.

Mirar al PJ gobernante como un modelo inútil o inerte, es para la oposición actual encontrarse con su propio rostro. Será entonces este 2012 un año para dar muestras activas de objetivos diferenciados; salvo que la política vuelva a estudiarse como una materia que se practica tres meses antes de cada elección y se deba esperar hasta las legislativas del año próximo, las mismas promesas que ya cayeron en saco roto.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.