DEPENDEN DE LA GESTIÓN VIDAL 

El radicalismo de La Matanza estira el silencio cómplice mientras espera 30 nombramientos

marzo 16, 2016

Enzo Gioia 3El único lugar asegurado será designado por Enzo Gioia en el PAMI de Gregorio de Laferrere, pero hay otros 29 lugares vacantes que la UCR local, espera recibir. En los últimos días ya se acercó un listado de nombres. Esta semana se define. 

Ya no es raro ver a la UCR ligada a sectores ideológicamente opuestos a su historia. Le tiraron un SOS a Domingo Cavallo y sin ir tan lejos hicieron alianzas con Francisco De Narváez. Tal vez lo relativamente curioso es asistir a la defensa que hacen fuertes referentes de una gestión que en sólo 90 días mostró un total desprecio por la clase trabajadora.

“Acompañamos el cambio y los primeros pasos son positivos”, le dijo Enzo Gioia al Periódico de la Universidad de La Matanza. El hombre de Gregorio de Laferrere es uno de los máximos referentes de la UCR matancera. Íntimamente ligado a la Asamblea por los Derechos Humanos (APDH) y acérrimo defensor de Raúl Alfonsín es por lo menos de una incongruencia extrema ver cómo hoy esconde bajo la alfombra los cientos de miles de despidos, la represión, la censura y cualquier medida antipopular tomada por Mauricio Macri y los suyos.

Aunque el motivo de tal defensa en silencio no está oculto. A Enzo Gioia le prometieron liderar el PAMI en Gregorio de Laferrere y por eso festejó tanto el triunfo de Cambiemos. La sorpresa le llegó cuando le comunicaron que, para ocupar ese cargo, debía renunciar como empleado de planta permanente del Congreso de la Nación, lugar que ocupa desde hace largos años cumpliendo funciones los 29 de cada mes.

No había opción, si Gioia no quería renunciar al Congreso entonces el PRO designaría a una persona de su riñón directo. Sin embargo, tanto a nivel provincial como en las esferas nacionales se ocuparon de buscarle una alternativa al intríngulis: el fanático hincha de Deportivo Laferrere podrá nombrar a alguien de su confianza en ese lugar para no perder el puesto.

Está claro que lo de Enzo Gioia no es otra cosa que especulación. Hacerse cargo del PAMI podría darle tiempo de gestión y de ese modo mostrarse hacia afuera, empero eso perjudicaría su bolsillo a largo plazo, sobre todo si se tiene en cuenta que la gestión macrista sigue inflando el malestar social.

El dirigente de Laferrere fue el primero en levantar las banderas de Ernesto Sanz y eso le permitió tener privilegios en las negociaciones dadas fuera del Distrito. Después siguió haciendo bien los deberes y por eso su lugar, parece, no se toca.

El dilema que se le presenta al radicalismo en este contexto es que los lugares que pueda conseguir no son más que direcciones de áreas. Esto significa un solo puesto por sector, mientras que el equipo de trabajo lo arma directamente el PRO y/o se divide con gente de Elisa Carrió u otros aliados como Gerónimo “Momo” Venegas. Esta situación no le da margen de movimiento a los radicales. Hay un solo sillón propio, el resto es para extraños.

Según se afirma desde el Partido, para La Matanza habría un total de 30 lugares a ocupar, todos bajo la órbita del Gobierno de la provincia de Buenos Aires comandado por María Eugenia Vidal.

Hasta ahora al radicalismo del Distrito le tocó un cargo como director de la Tesorería del Senado bonaerense, donde fue nombrado Juan José Sosa, secretario General del Partido a nivel local.

La preocupación de los dirigentes distritales pasa por cómo se están dilatando los mecanismos para ocupar esos puestos. Según advierten, si hasta el 31 de marzo no se llega a un acuerdo, entonces los lugares no podrán ser ocupados por La Matanza. En este sentido, ya hubo varias reuniones y en una de ellas participó el actual presidente de la UCR local Sergio Rauch y el exconcejal Manuel Atencio, un poco para mostrar la unidad por conveniencia que viven hoy oficialistas y opositores radicales.

El vicegobernador Daniel Salvador ya recibió el listado con potenciales nuevos funcionarios de Cambiemos. Ahora deben analizarlos y esperar su aprobación desde más arriba. Se especula que los únicos que se quedarán sin nada son quienes responden a Sergio Lagreca, una cuestión obvia porque ese ala radical es fuerte opositora al macrismo; a estos se suman los referentes del Movimiento de Renovación Nacional (MORENA), en La Matanza referenciado en Gustavo Barresi. Este último espacio no es querido ni por oficialistas ni por opositores del radicalismo local y desde ambos bandos siempre se intenta hacer trastabillar cualquier acción política.

En este contexto, se supone que todo el resto del arco ucerreísta tendrá un lugar en la gestión de Cambiemos. Así se enmarca la complicidad que los radicales de La Matanza tienen ante las sistemáticas medidas en contra de la clase trabajadora que viene tomando el macrismo. “Son socios del silencio”, se escucha por lo bajo en San Justo.

Esa actitud se mantendrá o no dependiendo de lo que ocurra con los nombramientos esperados. También se especula con lo que ocurrirá con las internas partidarias. La idea del PRO es quitarle fuerzas a Ricardo Alfonsín y por eso quiere obligar la lucha ajena. En eso hay que esperar la reacción de Ernesto Sanz, si le hace caso al PRO o intenta mantener el equilibrio interno.

Mientras nadie puede explicar cómo un Partido ligado en la acción al progresismo terminó siendo una lengua en el ano del capitalismo más feroz, en el Distrito los radicales no hablan del tema, prefieren esperar que los nombres que hoy son parte de una lista, mañana se transformen en recibos de sueldo.

El saltarín

El PRO sospecha, o sabe, sobre supuestos acuerdos que su referente local Miguel Saredi hizo con el oficialismo. Es por eso que desde la Provincia se afirma que su cargo en Acumar es lo único que recibirá por los servicios prestados.

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.