BARRIO SAN JAVIER -VIRREY DEL PINO

Piden ayuda para afrontar el tratamiento contra la leucemia de un nene de 13 años 

septiembre 22, 2017

Gonzalo se encuentra en tratamiento en el Hospital Garrahan y espera un trasplante de médula ósea. Su mamá también padece la enfermedad y su papá está desempleado. Un grupo de familias de la zona realiza colectas de alimentos y organiza eventos solidarios para ayudar a la familia.

 

Gonzalo Sosa tuvo el primer diagnóstico de Leucemia a los 4 años. En esa oportunidad fue sometido a un tratamiento de quimioterapia y pudo salir adelante. En marzo último, con 13 años, tuvo una recaída y se encuentra en tratamiento en el Hospital Garrahan, a la espera de un donante de medula ósea para curarse.

Susana Blanco, mamá del nene, contó que “está en tratamiento desde abril, las recaídas no son muy complicadas, la pasamos terriblemente mal, porque la enfermedad es más agresiva y el tratamiento tiene que ser más agresivo también. Esta con quimioterapia y radioterapia”.

La mujer, que también padece la enfermedad, pide a la comunidad que tome conciencia sobre la importancia de donar medula ósea. “No hay que tener miedo. Muchos chicos lo necesitan, y tienen una vida después de un trasplante. No lo pido solo por mi hijo sino por todos los chicos. A mí me toco verlo por la enfermedad de Gonza, muchos amiguitos que quedaron en el camino”.

En la misma línea, Susana remarcó que falta conocimiento sobre el procedimiento de donación, pero que ellos están “para explicar hasta donde podamos, para que se tome conciencia, porque ellos merecen vivir”.

La donación de medula ósea se realiza extrayendo una pequeña cantidad de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera. Dicha extracción se realiza bajo anestesia general o epidural, en un hospital especializado. La donación no conlleva  riesgos ni efectos secundarios.

Desde que los síntomas reaparecieron, Gonzalo y sus padres prácticamente “viven” en el hospital, y lo poco que está en su casa, el nene debe estar aislado. “Pero le pone una garra tremenda”, cuenta su mamá, que además agregó: “fue todo muy repentino, cuando Gonza empezó con los primeros síntomas fuimos al hospital y no volvimos.

La familia no cuenta con recursos económicos. Por su problema de salud y el de su hijo, Susana no puede trabajar y su esposo que realiza fletes, actualmente está sin trabajo. “Nos mantenemos con la pensión que cobramos por discapacidad, que al no tener aportes, es la mínima”.  Frente a este panorama, un grupo de mamas de la escuela a la que asiste el nene juntan mercadería, hacen bingos y sorteos para ayudar a la familia.

Pero Gonzalo no es el único que lucha la leucemia, su mamá también está en tratamiento. “La enfermedad de base es esclerodermia y se me despertó cuando fue el primer diagnóstico de Gonza, por el stress. Hice muchos tratamientos y hoy tengo fibrosis pulmonar. Estoy bajo tratamiento en el Hospital Italiano de San Justo”, contó Susana Blanco.

La mujer se atiende de manera particular en ese nosocomio, ya que sólo allí tienen la máquina para hacer un tratamiento que se denomina fotoferesis, el cual realiza también gracias a la ayuda de su familia y amigos.

El Procedimiento consiste en extraer la sangre del cuerpo, que se trata con luz ultravioleta y medicamentos que se activan con la exposición a la luz. Luego, la sangre se reinyecta en el cuerpo.

La ventaja de este tratamiento, es que la agresión hacia las células cancerígenas se da fuera del cuerpo y no tiene los efectos característicos de la quimioterapia y de esta manera, Susana puede acompañar a su hijo durante el tratamiento.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.