Nuevo procesamiento para Mauro Martín por haber asistido a la cancha

abril 9, 2013


El sindicado jefe de la barra brava de Boca, actualmente detenido por el homicidio de Ernesto Cirini, fue procesado por desobedecer una orden judicial que le prohibía acercarse a la Bombonera los días que el equipo juega como local.

La medida, que incluyó un embargo de 2.000 pesos sobre los bienes de Martín, la dictó la Sala I de la Cámara del Crimen debido al hecho registrado el 7 de diciembre de 2011, cuando el jefe de «La 12» concurrió a La Bombonera para festejar un título.

Al revocar un sobreseimiento dictado en primera instancia, los camaristas Luis Bunge Campos, Jorge Rimondi y Alfredo Barbarosch evaluaron que esa noche Martín “concurrió a las inmediaciones de Boca Juniors” e ingresó al polideportivo de ese club, en Espinosa casi esquina Palos de la ciudad de Buenos Aires.

El tribunal concluyó que Martín permaneció en el estadio hasta los últimos minutos del partido de fútbol que Boca disputó con Banfield, “desobedeciendo lo resuelto por la Juez en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Carla Cavaliere”.

La magistrada le había ordenado “abstenerse de concurrir a todo tipo de espectáculo deportivo durante el trámite del presente proceso, abarcando dicha interdicción un radio de 500 metros del lugar de realización de dichos eventos”, por un enfrentamiento que mantiene con Rafael Di Zeo por el liderazgo en la hinchada.

Martín aseguró que ese día había ido a buscar a su familia que estaba en el interior del estadio viendo el partido, porque tenía temor que pudieran ser agredidos.

Los camaristas consideraron que Martín no concurrió a La Bombonera con la finalidad de buscar a su familia, “sino con el propósito de festejar el campeonato que minutos antes el club al que pertenece acababa de obtener”.

Actualmente, Martín permanece detenido en el marco de la causa por el crimen de Cirini, ocurrido en agosto del 2011, por el cual también están apresados su cuñado, Gustavo Petrinelli, otros dos barrabravas de Boca, llamados Daniel Wehbe y Maximiliano Levy, y el arquero de San Lorenzo de Almagro, Pablo Migliore.

Además, el sindicado número dos de la barra de Boca, Maximiliano Mazzaro, permanece prófugo de la Justicia.

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.