ANUNCIO

El Gobierno anunció el recorte total de subsidios a grandes empresas de algunos sectores de la economía

noviembre 17, 2011

 

Ahora quitó beneficios de tarifas de luz, gas y agua a hogares de zonas caras de la Ciudad y a barrios cerrados. Afecta a 232.000 usuarios.

El Gobierno nacional anunció hoy el recorte total de subsidios a grandes empresas de algunos sectores de la economía y el inicio de la quita de esos beneficios en servicios de energía, gas y agua a 232 mil hogares de altos ingresos de Barrio Parque, Puerto Madero y barrios cerrados, con lo que el Estado ahorrará unos 3.968 millones de pesos.

 

La quita a los hogares será aplicada desde el primero de enero de 2012 y afectará en principio a barrios de la Capital Federal (Parque y Puerto Madero) y a los countries de toda la Argentina, informaron los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Planificación, Julio De Vido.

 

El objetivo es realizar un ajuste del gasto público, que está desbordado, y dejar de subsidiar a sectores que no requieren de ese beneficio. Se trata de unos 232.000 usuarios de alto poder adquisitivo de esos barrios porteños, a los que se irán sumando los vecinos de los barrios consecutivos y así hasta llegar al Gran Buenos Aires y luego a las provincias, para alcanzar a todo el país.

 

Al quitarle los subsidios, el Estado se ahorrará de inmediato unos 468 millones de pesos: 155 millones por energía eléctrica,

218 por gas y 95 por agua corriente. Consultado sobre cuál podría ser la diferencia tarifaria con la que se encontrarán los usuarios, De Vido rechazó la idea de hablar de un aumento y aclaró que se trata de «una cancelación de un beneficio no superfluo, sino innecesario».

 

Al resto de los usuarios de todo el país y desde 2012, comenzarán a llegarle a sus hogares junto a las facturas bimestrales una declaraciones juradas en la que tendrán que sincerar si necesitan o no seguir teniendo el subsidio. Los usuarios deberán completar la declaración y acercarla a la oficina más cercana del prestador de cada servicio, a partir de lo cual se le eliminará o mantendrá el subsidio, y los resultados de cada hogar serán publicados luego en una página web oficial.

 

«Hoy contamos con bases de datos muy potentes», advirtió Boudou, a quienes piensan declarar que necesitan el subsidio

cuando en realidad tienen un poder adquisitivo suficiente como para pagarlo. El ministro se refirió así a la base de datos de la AFIP, ANSeS y de los entes reguladores, que conservan datos del poder adquisitivo de los contribuyentes, según declaraciones juradas y aportes patronales de los empleadores.

 

Cuando el usuario diga que necesita el subsidio, el Estado enviará inspectores, a los que De Vido y Boudou denominaron como «visita social», a cada uno de los hogares para que constaten cuál es la situación real. No obstante, De Vido aclaró que la aplicación será «muy paulatina y gradual» durante 2012, y Boudou explicó que la idea es que «nadie que pueda pagar esté exento de hacerlo, porque sino el sistema es injusto».

 

Por otra parte, el Gobierno le recortará en un 100 por ciento los subsidios a unas 40 grandes empresas del sector de producción de energía, con lo que se ahorrará unos 3.468 millones de pesos anuales. La medida recortará unos 472 millones de pesos a las grandes refinerías de combustibles (como YPF, Shell, Esso y Petrobras); y unos 1.493 a las procesadoras de gas botano para garrafas sólo destinado a exportación.

 

Asimismo, dejarán de recibir unos 745 millones de pesos en subsidios las grandes empresas dedicadas a la producción de

biocombustibles y unos 758 millones de pesos las compañías que fabrican agroquímicos. Según el propio De Vido, la decisión no afecta a ninguna pyme y «las quitas totales no tendrán ningún impacto en el precio final de los productos que comercializan las empresas afectadas».

 

Con los recortes de subsidios que el Gobierno comenzará a aplicar a las grandes empresas desde el 1 de diciembre y a los

barrios ricos desde el 1 de enero más la quita que fue anunciada dos semanas atrás, el Estado se ahorrará unos 4.578 millones de pesos por año.

 

PUNTOS PRINCIPALES DEL ANUNCIO GUBERNAMENTAL

 

– Se iniciará una etapa de «personalización» de subsidios por perfil de hogar.

 

– Eliminan subsidios a grandes empresas desde diciembre.

 

– También se los sacan a los hogares de Puerto Madero, Barrio Parque y barrios cerrados, desde enero.

 

– El recorte de subsidios ronda los 4.000 millones de pesos anuales.

 

– Estos recortes se suman a la eliminación de subsidios concretada durante los primeros días del mes a bancos, financieras, compañías de seguros, casas de juegos de azar, puertos fluviales, aeropuertos, telefonía móvil y empresas de hidrocarburos y minería.

 

– Desde diciembre regirán los recortes para refinamiento de combustibles (472 millones de pesos), procesamiento de gas natural (1493 millones), biocombustibles y aceites de exportación (745 millones), y agroquímicos (758 millones).

 

– La quita de subsidios en countries y barrios metropolitanos de Puerto Madero y Parque suman 500 millones de pesos, lo que

representa una quita total de 3.968 millones de pesos.

 

– Los usuarios de la Ciudad de Buenos Aires recibirán, junto con la factura de luz, gas y agua, una planilla para que informen

si realmente necesitan el subsidio o no.

 

– Luego se cotejará con la base de datos de la AFIP y la ANSeS para analizar la veracidad de esa declaración.

 

– Pondrán en marcha un registro único de usuarios a través de una página web para simplificar el trámite de renuncia al subsidio, lo que será una «muestra de altruismo y solidaridad que nos viene bien como sociedad», dijo Boudou.

 

– El quite de subsidios domiciliarios se llevará a cabo «en forma gradual, arrancando por la Ciudad de Buenos Aires con los

barrios de mayor poder adquisitivo.

 

– En esta primera etapa la quita del subsidio «abarcará a unos 232 mil usuarios, a quienes se les informará con precisión el

monto del subsidio que van a perder.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.