MÁS DE 700 PERSONAS EVACUADAS

Después de la tormenta, cientos de matanceros vuelven a sus hogares

abril 16, 2013


Como hace un año, el clima volvió a poner en jaque la esperanza de muchas familias matanceras que debieron dejar por un tiempo sus casas  y en muchos casos perder sus muebles, documentación, alimentos. Hace un año fue el viento, esta vez fue el agua lo que se llevó todo. Muchas familias encontraron la contención necesaria en la ayuda política y social, que les permitió salir adelante una vez más.

Por Ángela Tobar

atobar@periodicosic.com.ar

Niños y mujeres, en su mayoría, fueron asistidos en los centros de evacuados preparados en escuelas de distintos puntos del Distrito. En esos lugares recibieron asistencia medica, alimentación y abrigo. Mientras que la mayoría de los hombres quedaron en sus viviendas protegiendo lo poco que les quedaba.

Las zonas más afectadas fueron Gregorio de Laferrere, Virrey del Pino, González Catán,  y  también soportó algunas calles anegadas Ciudad Evita, poco acostumbrada a estos sucesos.

A más de una semana del temporal, muchas familias aún no habían logrado regresar a sus viviendas, tal es el caso de los vecinos del barrio La Palangana, ubicado en la localidad de Gregorio de Laferrere entre la vía y la ruta 21. Es un barrio nuevo, de 10 mil habitantes con familias numerosas. Todo el barrio fue creado por sus vecinos hace cinco años y desde entonces padeció una inundación anual. Pero aseguran que “ésta fue la peor”.

En algunos hogares aún no volvieron las familias que se autoevacuaron, “hay muchas casas que todavía tienen 60 cm. de agua en el interior, cuesta mucho que el agua baje en esta zona”, lamentó Mariana Franco, referente del barrio.

Más adelante destacó que hubo mucha solidaridad de distintos vecinos que donaron de todo “para poder pasar esta situación de la mejor manera posible”.

Mientras que muchas escuelas que funcionaron como centros de evacuados retomaron la semana pasada las clases, luego de ser desinfectadas y puestas en condiciones por bromatología. Los establecimientos que más evacuados recibieron fueron la escuela Nº 157 en Virrey del Pino; las Nº 69 y 70 en Gregorio de Laferrere; Medalla Milagrosa de Villa Celina, y la que menos personas recibió fue la Nº 186 en Ciudad Evita.

Vecinos consultados por este medio destacaron el operativo de urgencia que emprendió el Municipio. El mismo ocupó a todas las áreas, teniendo como eje la de Desarrollo Social, a cargo de Nicolás Fusca. Esta secretaría se acercó a los centros de evacuación que contenía en su mayoría a las mujeres y niños y a las viviendas que estaban siendo custodiadas por los hombres y en todos ellos entregó abrigos, colchones,  comida y el agua necesaria.

La semana pasada el secretario de Desarrollo Social local, realizó operativos en los que se acompañó a los damnificados a sus hogares para “relevar la situación de cada vivienda y poder ayudar desde la secretaría con lo que les hace falta”, aseguró Fusca al ser consultado por Periódico S!C.

En esta línea, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza recorrió las zonas inundadas y sostuvo que los Programas Sanitarios van a seguir hasta que las familias puedan volver a sus hogares y aseguró que desde el Municipio se acompañará “para ver cuáles son las necesidades que se les presente cuando lleguen ahí”.

Distintos vecinos consultados, coincidieron en que la necesidad es poder recuperar sus muebles, electrodomésticos, colchones, ropa, artículos de limpieza y la recuperación de las paredes que quedaron cubiertas por la humedad.

Por su parte, la cartera de Salud a cargo de Francisco Grosso se ocupó de realizar, dentro de los centros de evacuados, operativos de control para monitorear el estado de salud de los damnificados y se encargó de controlar y completar el calendario de vacunación de los niños y se comenzó a aplicar la vacuna contra la gripe.

Solidaridad por doquier

Muchos fueron los organismos vecinales y gubernamentales que se movilizaron para juntar los elementos necesarios y ayudar a las personas que estaban atravesando la urgencia. De esta manera la Universidad de La Matanza, el Centro de Veteranos de Malvinas, distintos gremios, centros culturales y vecinos en general trabajaron al unísono para colaborar con la contención de aquel que perdió todo.

También la ONG Músicos Solidarios, trabajó para recaudar remedios, ropa, comida y agua, que entregaron de manera personal a cada centro de evacuados.

“Fue increíble la manera en que la gente participó y se prendió en esta movida, llegaban en remis para dejar algo. Fue muy impactante vivir toda esa emoción y compromiso”, relató Romina Cerri, cantante y miembro de la ONG.

“Nosotros tenemos un laboratorio de arte, en Laferrere y otro en Haedo y gracias a ese trabajo logramos estar comunicados con un montón de gente, y de ahí fuimos armando una red enorme que logró ayudar a mucha gente”

“Fuimos a las escuelas a entregar la mercadería, además de charlar con la gente, tratar de contenerlas, qué es lo que más necesitaban era un apoyo moral”, expresó y agregó que “por suerte, estaban bien asistidos, tenían comida, medicamentos, las vacunas y tenían un equipo médico que iba todos los días al lugar”, explicó.

Tags:

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.