Miguel Saredi: la gran mentira

septiembre 13, 2021

El precandidato a primer diputado nacional por el Partido Federal dio ayer una muestra acabada de su debacle política. Emergido como una alternativa a un gobierno municipal que lleva décadas en el poder, Miguel Saredi se abrió camino en La Matanza allá por 2008 cuando fue nombrado dentro del directorio del Mercado Central de Buenos Aires.

Proveniente de Trenque Lauquen, este empresario agropecuario supo hacer una efectiva campaña visual en el distrito con cartelería en la vía pública que comenzó a posicionarlo como, en principio, una incógnita que podría servir de muleto para voltear a Fernando Espinoza. Luego, su incursión en las redes sociales hicieron el resto: se transformó casi en el nombre de la oposición de La Matanza sacando de juego a dirigentes históricos que ocupaban ese lugar. Desde entonces, Miguel Saredi fue candidato en todas las alianzas que se hayan armado en contra del oficialismo local.

Estuvo en el PRO de Mauricio Macri, se paró del lado de Cristina Kirchner en el máximo apogeo de la expresidenta, formó parte de las filas de Francisco De Narváez, fue candidato de Sergio Massa, estuvo en Cambiemos y en los últimos tiempos se paró al lado de Juan Manuel Urtubey con el Partido Federal.

Desde 2017, Saredi es concejal de La Matanza en un mandato que no pudo aprovechar para continuar su posicionamiento. De hecho, en este marco, le sacó protagonismo Eduardo “Lalo” Creus, quien sin demasiadas luces y creando escenarios ficticios se posicionó en el último tiempo como el mayor opositor a Fernando Espinoza.

En la elección de ayer, Miguel Saredi fue el primer candidato a diputado nacional por el Partido Federal, pero el hombre camaleón no logró perforar el piso necesario para llegar a las elecciones de noviembre. En la elección a concejales obtuvo 7.450 votos a favor en un distrito en el que votaron 691.883 personas.  En tanto, en la elección para diputados nacionales por la provincia obtuvo sólo el 0,59 por ciento de los sufragios. Los números no sólo muestran la caída de uno de los dirigentes más saltimbanquis de La Matanza, sino que además deja al descubierto que su estructura partidaria en una farsa y quienes apostaron monetariamente a su candidatura perdieron.    

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.