LOS VECINOS SUFREN EL DESBORDE DEL ARROYO MORALES

En el barrio Los Álamos piden obras hidráulicas para evitar inundaciones

agosto 15, 2014

Los Alamos

Los vecinos dicen quedar “aislados” luego de cada lluvia. Las calles quedan intransitables y en el lugar aseguran que es “imposible” salir del barrio o que ingresen ambulancias, patrulleros y remises.

“Cuando está por llover, entramos en un dilema: ‘¿Qué hacemos?’”, cuenta Vanina González, vecina del barrio Los Álamos que se encuentra a la altura del Km. 34,700 de la Ruta Nacional N° 3 en la localidad de Virrey del Pino.

Según contó la vecina, las opciones son asegurarse de tener todo lo que se necesita en la casa, o levantar muebles y objetos de valor que puedan verse afectados por el agua y partir hacia la casa de algún familiar.

“Literalmente quedamos aislados, no es una metáfora, es absolutamente real”, asegura González, quien además explicó que “el problema es la falta de trabajos en el arroyo Morales, que se desborda con cada lluvia”.

Una vez que las calles quedan cubiertas de agua, es imposible transitarlas. Al barrio no ingresan ambulancias, patrulleros, bomberos, remises ni los autos de los mismos vecinos. “Esto es lo más difícil que atravesamos. Una persona mayor o discapacitada no puede recibir atención médica si llueve o llovió días anteriores. Es muy grave”, aseguró González.

LosAlamos-

Según la vecina, se necesita una “importante inversión en obras hidráulicas” para terminar con el problema que aqueja al barrio. “Hace falta sanear el arroyo Morales, construir barreras de contención y arreglar calles y sus respectivos desagües”, explicó.

La mujer además agregó: “Ni siquiera hay veredas que puedan ayudar a paliar todo. Solo queremos ser un barrio urbanizado, donde se pueda contar con un lugar digno para vivir”.

El barrio Los Álamos cuenta con aproximadamente dos mil familias que se ven perjudicadas por las continuas inundaciones, que van deteriorando el estado general de las casas y el barrio en general.

Además, en la zona hay un polo educativo formado por la EPB 209, el Jardín 998 y la ESB 91 que se ven obligados a interrumpir las clases cada vez que llueve y se producen inundaciones y no es posible acceder a las escuelas.

Cabe destacar que Los Álamos cuenta con apenas una línea de colectivo de recorrido corto que llega hasta González Catán y el Km. 29. Este recorrido debe cambiar cada vez que el barrio queda anegado por el agua.

“Yo atravesé una experiencia muy triste hace unos días. Tuve una intervención quirúrgica y cuando me dieron el alta tuve que caminar 10 cuadras para llegar a mi casa porque no podía ingresar con el auto entre barro y agua. Así que me tuve que poner unas botas de goma y caminar”, contó Vanina González.

Caminar es la única solución que en muchas ocasiones tienen los alumnos de los establecimientos de la zona. “Estamos en el año 2014, y hay chicos que caminan más de un kilómetro y medio para llegar a la escuela. Y tienen que hacerlo por un descampado, para evitar las calles y acortar camino”, dijo González.

Los reclamos

Los habitantes del barrio Los Álamos realizaron varios reclamos formales a nivel local y nacional. Además realizaron manifestaciones en la Delegación Municipal, pero aún no hubo respuestas. “Hemos hablado de mil maneras posibles, pero nadie se hace cargo”, dijo González.

Esta situación altera la vida cotidiana de todos los vecinos. “Las inundaciones nos impide no solo vivir dignamente, sino ir y volver a nuestros trabajos y actividades diarias, así como el ingreso de automóviles, ambulancias y la policía”, describió la vecina.

González además agregó: “Al desborde del arroyo, se suma el desborde de los pozos ciegos. Esto viene sucediendo hace años, y el barrio carece de las obras necesarias para que el agua drene hacia sectores no poblados”.

Tags: ,

Deja una respuesta

You must be logged in to post a comment.